Facebook Twitter Google +1     Admin

Derribada la casa de Pradilla el mismo día en que la DGA paralizaba las obras

20121116211933-casa-pradilla-jose-miguel-marco.jpg

La casa de Pradilla en su localidad natal, Villanueva de Gállego, ya no existe. El derribo, en la mañana de ayer, tuvo tintes vodevilescos, ya que los principales actores se contradecían, y algunos, además, echaban balones fuera y levantaban cortinas de humo. Mientras, a primeras horas de la tarde, la casa que rendía memoria a Pradilla en su localidad natal quedaba reducida a la categoría de solar. 

El suceso encendió las iras de la Asociación de Acción Pública en Defensa del Patrimonio Aragonés, que había pedido la paralización del derribo y la incoación de expediente de declaración de Bien de Interés Cultural. Tras intentar detener los trabajos durante toda la mañana -se llamó a la DGA, al ayuntamiento y a la Guardia Civil, sin éxito alguno-, cuando el derribo se consumó emitió un comunicado en el que denunciaba "la gravísima complicidad del Gobierno de Aragón". Además, en él exigía la dimisión del director general de Patrimonio, Javier Callizo, y anunciaba medidas para pedir responsabilidades políticas.

Numerosas contradicciones

«Queremos que esto se investigue en las Cortes -señalaba Carlos Bitrián-, porque la Ley de Patrimonio, cuando se presenta la documentación que nosotros entregamos el jueves, obliga al director general de Patrimonio a paralizar el derribo y estudiar el caso. Y no se ha hecho en casi una semana".

Fuentes del departamento de Cultura de la DGA, sin embargo, negaron que Apudepa hubiera realizado la solicitud el jueves. "Fue el pasado martes -señalaron-, y ese mismo día una arquitecta del departamento llamó al Ayuntamiento de Villanueva de Gállego para anunciar que el viernes (por hoy) iba a realizar una visita al edificio para emitir un informe. El tema se iba a ver en la próxima Comisión de Patrimonio, el jueves". Ademas, las mismas fuentes de Cultura señalaron que habían enviado por la mañana un requerimiento por fax al Ayuntamiento de Villanueva de Gállego para que paralizara las obras. Presumiblemente, ese requerimiento llegó cuando la casa estaba prácticamente demolida.

Si es que llegó, porque tampoco eso quedó claro ayer. A media tarde, el alcalde de la localidad, Jesús Gayán, lo negaba. "Esta mañana (por ayer) no he ido al Ayuntamiento, porque he estado en la jornada sobre la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria que ha organizado la DPZ. Pero he llamado al Ayuntamiento a las tres de la tarde y nadie me ha dicho que la DGA haya mandado nada". Según algunos vecinos, el alcalde contempló a primera hora de la tarde las tareas finales del derribo desde un establecimiento cercano a la casa.

Gayán aseguraba estar "sorprendido" por la polémica. "Los propietarios tienen permiso de demolición, con informes favorables del arquitecto y secretario municipal. Y la casa no posee ningún tipo de protección ni catalogación. Cuando se hizo el PGOU en 2005 no se incluyó entre los bienes a considerar, y la DGA ha tenido tiempo para protegerla, pero no ha sido así".

«Nadie ha hecho nada"


Según el alcalde, "el ayuntamiento en estos momentos casi no tiene dinero ni para pagar las nóminas, y tampoco poseemos terreno para ofrecerlo en permuta. Así que no podemos comprar la casa a sus legítimos propietarios. Y el de la herencia -en referencia a un vecino que había hecho testamento legando todos sus bienes para crear un museo dedicado a Pradilla-, podía haber puesto el dinero y haberla comprado. Aquí en 100 años nadie ha hecho nada, y yo solo llevo uno en el cargo. Se está siendo muy injusto con el ayuntamiento y conmigo".

La casa no poseía valor arquitectónico, pero sí histórico y sentimental, además de mantener los vínculos entre el artista y su localidad natal. Su derribo fue acogido ayer con tristeza por la Academia de San Luis, institución que ha rendido varios homenajes al pintor. "Es un artista de primera categoría y, lamentablemente, le hemos hecho poco caso en Aragón -se lamentaba el historiador del arte Wifredo Rincón-. Era una casa muy modesta, pero era la que tradicionalmente se daba como suya. Hoy es un día negro para el patrimonio aragonés".

Fuente: Heraldo de Aragón



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris